miércoles, 12 de noviembre de 2008

CASTÁÑOS DE ÁNIMAS


En tierras del Bierzo existen algunos colosales castaños como estos de las fotografías, que pertenecen a la iglesia, son donaciones que se hacían antaño para que se rezaran misas por el alma del donante, cuando éste fallecía. Castaños de ánimas que en algunos casos como éste han perdurado incluso tras el abandono y la ruina del pueblo de los últimos tiempos.

1 comentario:

ángel dijo...

"Justo antes de su muerte, Ryokan compuso este haiku:

Que se muestre de espaldas
o que se muestre de frente,
el castaño pierde sus hojas."


Historias zen. Varios autores. Editorial SIRIO. ISBN: 84-7808-121-9