jueves, 21 de mayo de 2009

SELLO DE SALOMÓN




En los lugares más recónditos y silenciosos de la viesca, vive el Sello de Salomón que ahora se encuentra en plena floración. Es una especie misteriosa con la que nos topamos de cuando en cuando merodeando por la umbría, para comprobar que como aseguran las antiguas creencias, esta planta camina por el bosque. Su secreto es que crece a partir de un rizoma que va emitiendo tallos anuales cada vez un poco más adelante, conforme se desarrolla y de año en año la vemos cambiar de sitio.