sábado, 12 de febrero de 2011

EVOLUCIÓN


"Cada ser vivo se encuentra en el centro de un vasto conjunto de interacciones con los otros seres vivos que le rodean, lo cual se traduce en una evolución biológica original, notable por su rapidez y creatividad. (...)La "coevolución plantas - animales", es uno de los aspectos más interesantes de la biología forestal tropical: éste mecanismo de creación de nuevas especies merece ser explicado. Partamos de dos especies de la Amazonía, una vegetal, la liana Passiflora, la otra animal, la mariposa Heliconius. Se trata en principio de simple predación: las orugas de la mariposa comen las hojas de la enredadera y se convierten en mariposas, etc. Pero la variabilidad forma parte de la esencia misma de lo vivo, aparece rápidamente una Passiflora cuyas hojas contienen un alcaloide tóxico; pero la mariposa va a variar también y en la generación siguiente, aparece un Heliconius cuyas orugas son capaces de alimentarse de las hojas pese al alcaloide; estas orugas se convierten ellas mismas en tóxicas, dando lugar a mariposas tóxicas que tienen una ventaja en una selva llena de pájaros hambrientos. Sin embargo la Heliconius no evita ser comida más que cuando los pájaros interpretan que es tóxica, de ahí que se halla convertido en una de las más bellas mariposas de la Amazonía. En cuanto a la Passiflora, tiene ya una de las más bellas flores de la selva; pero al hacerse inútil su defensa química, nuestra liana diversifica entonces sus formas foliares que imitan las hojas de las plantas vecinas; la Heliconius no encuentra fácilmente sus alimento familiar y se pierde en este dédalo hasta que hace una innovación decisiva: aprende a memorizar las formas de las hojas. Pero la Passiflora encuentra otro disfraz y se camufla con "falsos huevos" de Heliconius: ¡ninguna Heliconius irá a hacer su puesta sobre una hoja que tenga ya huevos pues las orugas son caníbales! Se espera ahora la respuesta que nuestra mariposa no tardará en inventar.
(Francis Hallé - Le Garage nº 1 - La Fôret)