lunes, 19 de mayo de 2008

YSTORIA TRISTAN (leyenda galesa)


Three trees are in their nature good:
The holly, the ivy and the yew,
These keep their leaves throughout their lives
Thus I am Drystan as long as he lives!

El corazón de la reina Essyllt, la de la rubia cabellera, estaba dividido entre Lealtad y Amor.
Lealtad debida a su esposo el rey Mark y Amor al sobrino y sucesor de éste, el bello Tristan.
Amor pudo más que Lealtad y los amantes huyeron refugiándose en la espesura protectora del bosque de Kelidon.
Mark pide ayuda a su señor Arturo y juntos sitian el bosque, pero Tristan logra escapar del cerco y finalmente el rey Arturo anuncia que arbitrará una solución para reconciliar a dos de sus mas esforzados caballeros, Mark y Tristan.
Justo y sabio como Salomón y siguiendo los consejos de Merlín, escucha los murmullos del brezal y consulta los jirones de niebla que ascienden de la tierra al amanecer, antes de emitir su veredicto:
La dama permanecerá con uno de los caballeros mientras las ramas de los árboles conservan las hojas y con el otro, la otra mitad del año en la que los árboles permanecen desnudos…

Al rey Mark le asistía el derecho de escoger y nadie, ni siquiera Tristán, se opuso. Escogió para sí los meses invernales, porque las noches son mas largas y frías y Tristán aceptó resignado.

Cuando Arturo anunció a la hermosa Essyllt su decisión, ella exclamó sonriente:

-¡Bendito sea el veredicto y quien lo pronunció! y prosiguió cantando esta canción:

Tres árboles son de admirable naturaleza.
El acebo, la hiedra y el tejo.
Conservan sus hojas toda la vida.
Por ellos ¡me quedaré con Tristán mientras viva!

1 comentario:

ángel dijo...

Bella historia, con su punto de picaresca galesa ...
!conservan sus hojas toda la vida¡, (je je je)

Aunque técnicamente sería quizás
más concreto decir que:
"conservan hojas verdes toda la vida",
porque "las hojas viejas no se desprenden
hasta que se han desarrollado las nuevas" ...
y así mientras viva el árbol.
(Menuda lección de continuidad)

Es decir como las células del cuerpo humano...
(excepto las neuronas)
Claro que esto es otra historia.