miércoles, 7 de marzo de 2012

TEJOS HISTÓRICOS

UN GRAN PASO PARA LOS TEJOS HISTÓRICOS -
Incluimos enlace con la carta al director que publica el diaro asturiano La Nueva España sobre este tema y una ampliación de los agradecimientos: http://mas.lne.es/cartasdeloslectores/carta/9736/gran-paso-para-tejos-historicos.html
El inicio de los trámites para la declaración, por parte de la Consejería de Cultura de Asturias, de 12 Sitios Históricos para otros tantos tejos, es una noticia importante para quienes nos sentimos identificados con estos árboles y con todo lo que significan en nuestra cultura y paisaje. No vamos a ser tan ingenuos como para pensar que aquí terminaron las agresiones y el constante acoso que sufren los tejos centenarios por obras y otras causas. Pero en todo caso resulta un primer paso esperanzador; un gran reconocimiento del valor de aquellos tejos que sobrevivieron hasta nuestros días por siglos y generaciones de cuidado y respeto. También se les dotará de la máxima protección legal, acorde con la trascendencia de este patrimonio. Hemos de felicitar por tanto al Consejero, Emilio Marcos Vallaure y al Director General de Patrimonio, Joaco López, por su decidida apuesta en lo que respecta a esta declaración y el patrocinio de las Jornadas sobre Tejos Históricos que acaban de celebrarse en el Jardín Botánico de Gijón. También a los funcionarios de aquella consejería que han trabajado con gran interés y diligencia en este tema. Pero sin duda, para llegar a este punto, ha sido necesario el esfuerzo de muchas personas y asociaciones y este puede ser el momento oportuno para mentarlas:
En 1987 la Asociación Asturiana de Amigos de la Naturaleza, ANA, comenzó el primer censo de árboles notables del que tenemos noticia en Asturias y editó un calendario con la imagen del tejo de Bermiego y un lema inolvidable: SIEGLOS Y SIEGLOS ENTRE NOS Y ENTOVÍA SIN PROTEICIÓN. Desde entonces, Carlos Lastra y los numerosos miembros de esta asociación han venido trabajando por la conservación de este legado. El FAPAS, Fondo para la Protección de los Animales Salvajes, presidido por Roberto Hartasánchez, realizó una exposición sobre los tejos en el año 2000 y un pequeño cuaderno divulgativo, en colaboración con el MUSEO DEL PUEBLO DE ASTURIAS, en el que se explicaban los problemas de los viejos tejos y lo que nunca debe hacerse en sus entornos. El Real Instituto de Estudios Asturianos, RIDEA, fue sede de la exposición del FAPAS y de una conferencia sobre el tejo publicada en su boletín. En el mismo año veía la luz el "Libro del Tejo", un compendio de estudios sobre esta especie, tanto en los aspectos naturales como culturales, editado por la Asociación para la Recuperación del Bosque autóctono (ARBA. Este libro continúa siendo una referencia obligada y sus autores Simón Cortés, Fernando Vasco y Emilio Blanco siguen profundizando en el conocimiento de la distribución, ecología, etnobotánica... del tejo. En este sentido queremos hacer un reconocimiento especial a Emilio Blanco por su dedicación y generosidad en la investigación - divulgación y defensa de todo este patrimonio material e inmaterial ligado a este árbol. En 2001, la Consejería de Medio Ambiente decretaría el Plan de Manejo del Tejo que debía proteger por un lado las poblaciones silvestres y por otro estos “tejos cultos” y que aún esperamos se desarrolle para que sea realmente útil. Por su parte, Astur Paredes, Gausón Fernánde, Berto Peña y la Fundación Belenos, de la que forman parte, han contribuido notablemente en la divulgación del valor de este patrimonio así como en su defensa activa en todos los foros posibles. Fructuoso Pontigo y la Cordinadora Ecoloxista d’Asturies, llevan muchos años trabajando también en la defensa de los tejos, tanto en la denuncia de las agresiones como en el envío de cartas a las parroquias y municipios con tejos de iglesia, para advertir de la necesidad de evitar malas prácticas en sus entornos. La Tertulia Cultura el Garrapiellu, con Gloria y Tino Lozano al frente, y Foro Arte Ciudá, con Anxel Nava, han promovido al menos desde 2003 encuentros en torno al Texu de Ceñal (la Collá, Siero), solicitando su efectiva protección, así como la del resto del patrimonio de tejos cultos. Las actuaciones de Anxel Nava en el personaje del Bardo Errante dirigiendo los “conceyos del texu”, las exposiciones de artistas en torno a la inspiración de los tejos (una de ellas con catálogo incluido), son algunas de las innumerables actividades de estas asociaciones en torno a éste árbol. El 1 de noviembre de 2006 nacía la Asociación de Amigos del Tejo y las Tejedas, AATT, con el apoyo de un gran número de personas y asociaciones preocupadas por la conservación de las tejedas en general y de las Tejedas del Sueve en particular, así como del conjunto de tejos históricos. A partir de ahí fueron muchas las denuncias por agresiones o mala gestión de estos bosques y árboles y sus entornos y las actividades de estudio y divulgación emprendidas por este grupo. Un año más tarde, el Conceyu del Texu se crearía como respuesta a las agresiones a los tejos de Abamia, aglutinando 33 asociaciones de los ámbitos de la cultura, el arte, la naturaleza y ecología, para la defensa de este patrimonio. La Asociación Abamia fue junto a otras asociaciones mentadas y otras muchas (ver abajo el listado), impulsora de toda una etapa de acciones y conceyos para la defensa de los tejos, tanto en Abamia como en Rozadas, Santibañez y los lugares donde pudieran estar en peligro. Bernabé Moya y José Moya, del Departamento de Árboles Monumentales de la Diputación de Valencia, José Plumed, del Botánico de Valencia, Mariano Sánchez, del Real Jardín Botánico de Madrid, son además de algunos de los mejores especialistas en árboles monumentales de este país, quienes han trabajado de una forma más desinteresada y activa en el asesoramiento sobre el estado y problemática de algunos ejemplares. Toño Nespral y Carlos Martínez, de la asociación AMORTEIRA, Oscar Schwendtner, Susana Cárcamo de AMIGOS DE LOS ÁRBOLES VIEJOS, Pruden Fernández González de ARBA-Valladolid. Fernando Vasco y Rafael Vasco (ARBA), Carlos Luengo, Mercedes Sanjuan, Rosa, Juan Antonio, Alfonso y la asociación TREPA en su conjunto, Óscar Prada, Xavier García Martí, Vicente Serena, Cesar Javier Palacios, Odile Rodríguez de la Fuente… han sido algunas de las personas y agrupaciones más activas y entusiastas en el apoyo de estas acciones. Por su parte, el Observatorio de Árboles Monumentales de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente y el grupo de expertos que lo representa, realiza en la actualidad una gran labor divulgativa sobre el valor y la necesidad de conservar estos árboles, con la edición de folletos y poster específicos sobre el tejo que se enviaron a todos los lugares del país en los que consta existen “tejos cultos”. Fernando Fernández Justiniano, José Manuel García Valles y especialmente Ana López, han realizado censos exhaustivos de los tejos cultos de Asturias, como primer paso necesario para su conocimiento y protección. Por su parte, los agentes del SEPRONA, han respondido siempre con prontitud y eficacia a las denuncias por agresiones a los tejos tipificadas en el decreto antes mentado, constituyendo uno de los pilares fundamentales para la defensa de este patrimonio.
Sin duda han debido quedar en el tintero muchas personas y grupos, pedimos disculpas e intentaremos reflejarlos en una revisión de este texto. Pero al margen de este reconocimiento, lo verdaderamente importante es que podemos romper con la tendencia de destrucción constante de este patrimonio secular y empezar a trabajar en una protección decidida que nos permita preservar el legado para el futuro. En este sentido, debe ser la sociedad la que continúe liderando como hasta hoy el proceso de amparo y defensa de un legado que le pertenece por derecho propio ya que emana de una cultura popular que sostuvo la tradición. La petición a las administraciones locales de la adopción de ordenanzas de protección del patrimonio arbóreo, la exigencia al Gobierno de Asturias de la puesta en marcha del Plan de Manejo y otras medidas (incluyendo la defensa y gestión del Sueve y otros espacios en total abandono), la denuncia de las agresiones, vengan de donde vengan, la divulgación de los valores de estos árboles históricos y la declaración paulatina de nuevos “Sitios”, son algunos pasos necesarios para continuar en la buena dirección.
Incluimos por último el listado de colectivos integrantes del Conceyu del Texu:
A Morteira, ANA (Asociación Asturiana de Amigos de la Naturaleza), Amigos del Tejo y de las Tejedas, Asturies Conbici, Foru Arte Ciudá, ARBA (Asociacion para la Recuperación del Bosque Autóctono), ARBA Valladolid, Asociación Cultural Abamia, Asociación Ereba, Ecología y Patrimonio, Asociación Medioambiental la Cirigüeña, AVALL (Agrupación de Vecinos y Amigos de Llanes), Bosquihermanos, Colectivo Ecologista de Avilés, Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, Coordinadora Ornitoloxica d'Asturies, La Foz del Pielgu. Defensa del Patrimoniu Cultural y Natural de Corvera y d’Asturies, Fundación Asturcón, Fundación Belenos, Grimpacat. Grupu Ecoloxista la Llavandera de Llangreu, Grupu de Ornitoloxia Mavea, Instituto para la Calidad y la Educación Ambiental, Jóvenes por la Ecología, Jóvenes Verdes, Grupu Baille San Félix de Candás, Pialonia, Plataforma para la Defensa de la Cordillera, Plataforma para la Protección y Conservación de la Sierra de los Bosques, Sueve Verde, Tertulia Cultural el Garrapiellu, TREPA (Trabajadores Especializados en Poda y Arboricultura), Slow Foot, Xeira