martes, 6 de octubre de 2015

1 comentario:

Pablo de la Calle dijo...

En la Vida hay que aprender a cargar con la mochila de dolor, pero no vivir mirando la mochila.
La Vida hay que mirarla hacia adelante.
Cada madrugada amanece, y la Vida es porvenir.
Y es tan hermosa la Vida, que hay que defenderla y hay que quererla.

Maravillosa persona.