miércoles, 28 de enero de 2009

EL FIN DE UNA ERA








El tejo de Pastur, desgarrado por un airón el 23 de enero de 2009 y la Fayona de Eirós, que se vino abajo el 19 del mismo mes, han dejado un enorme vacío que marca el fin de toda una era. Nos toca reinventar la forma de empezar otra nueva, plantando árboles, protegiendo los que nos quedan, aprendiendo las reglas de la convivencia que nos permiten vivir y compartir el espacio con inteligencia y generosidad.

2 comentarios:

ángel dijo...

"nuestro desvelo es nuestro bosque"

verso del poema El falso teclado (2000)
de BLANCA VARELA

...
buscando palabras de luz
en tiempos de oscuridades
...
nuestra responsabilidad
cada vez mayor y más urgente
es nuestra conciencia,
linaje ininterrumpido de vidas
del que somos recien llegados
...
o cuidamos lo que nos sustenta
(lo que somos e ignoramos que somos)
o nos destruimos con ello
...

Lorena dijo...

¿cabe la posibilidad de hacer algo por este tejo? ¿o ya es totalmente imposible?