viernes, 20 de marzo de 2009

AKER

1 comentario:

ángel dijo...

“Encontramos en su cornamenta dos caracteres singulares: Primeramente su excepcional dominancia horizontal, a pesar de la torsión (observese en contraposición a la estructuras “arbóreas” de los cérvidos), y por tanto paralela a la corteza terrestre. En segundo lugar su brusca transición del crecimiento ascendente (vertical) inicial a la expansión horizontal mediante una aproximación al ángulo recto, del todo infrecuente en los crecimientos orgánicos.” (Apuntes para un analisís de la forma)