jueves, 9 de junio de 2016

DESCENDIENTES. El mundo de Nasrudín. Cuentos Sufíes. Idries Shah

Durante un tiempo, Nasrudín estuvo desterrado de la corte del Rey por sus burlas constantes. Al regresar a su pueblo, empezó a plantar un bosque de árboles jóvenes alrededor de su propiedad. -¡Cómo has perdido el favor Real! – Se rió entre dientes el Imán, regocijado-. Tu barba será blanca como la nieve antes de que esos arbolitos tengan unos palmos de altura. Y sin duda, nunca verás los árboles en su esplendor. - Muéstrame a un hombre que no piense en sus descendientes -Contestó Nasrudín-, Y yo te mostraré a alguien que no es nada.