lunes, 17 de septiembre de 2012

ANTÍPODAS (UN MUNDO AL REVES) - 6

Colgada de una rama, como si flotara en el espacio, una manzana pequeña, hermosa, frágil, viva… representa a la propia Tierra, en su inmensa soledad en un espacio infinito. Fresca, saludable, inteligente, efímera… guarda en sí las semillas, el germen de una poderosa conciencia. Compuesta igual que nosotros por una gran cantidad de agua, la manzana es parte del árbol y sin embargo, se diría que en sí misma es una verdadera entidad. Esta manzana nos habla de la levedad, la sidra, el espíritu y la inspiración; de Newton y la gravedad… como una plomada señalando el camino que conduce al centro de la Tierra y aún más allá hacia las antípodas. Es por ello que en este centro, junto al manzano, hemos colocado un asiento para el hombre...